Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Vía Multimedia | 20 September, 2017

Scroll to top

Top

2 desafíos que enfrentará en 2017 la economía global

24 diciembre, 2016
 
2 desafíos que enfrentará en 2017 la economía global
Fabiana
POR:

2016 ha sido un año complejo para la economía internacional. EU y Europa siguen sin registrar un buen ritmo de crecimiento, mientras que los países emergentes se encuentran golpeados por la caída del precio de las materias primas y la fortaleza del dólar, factores de inestabilidad a los que se han sumado además dos accidentes: “terremoto del Bréxit” y el “huracán Trump”.

En octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvo sus perspectivas de desarrollo para la economía mundial, que en 2016 debería registrar un aumento del 3.1 % y en 2017 un 3.4 %, un crecimiento que el FMI valoró como “apagado” debido a un peor desempeño esperado en EU y al Bréxit.

El principal reto que enfrenta la economía mundial es recuperar la certidumbre económica” aclara el profesor de economía y finanzas de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Antonio Ruíz Porras, quien señala inestabilidad y volatilidad experimentadas en el 2016 como fuente de varios problemas a los que se enfrentarán las finanzas internacionales el año que viene.

Durante una entrevista con Alto Nivel, el académico señaló cuatro como los principales retos de la economía global en 2017, unos desafíos que también afectarán al desempeño de México en el próximo ejercicio sobre el que recientemente el FMI recortó su proyección de crecimiento de 2.6 % a 2.2%.

1. Auge del proteccionismo

Los ciudadanos en EU y el Reino Unido se han decantado en las urnas por candidatos o iniciativas contrarias al libre comercio y que proponen medidas proteccionistas para sus países: Brexit y Trump.

En Reino Unido, los británicos votaron para que el país deje de ser miembro de la Unión Europea, mientras que en EU el presidente Trump prometió durante la campaña acabar con el TLCAN y dinamitar otros tratados que están negociándose, como el Acuerdo Transpacífico de Cooperación económica (TPP) o el Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP).

“Con la presidencia de Trump, es poco probable que el TPP llegue a desarrollarse”, opina Ruíz Porras, un acuerdo entre naciones americanas y asiáticas, en el que participa México, y que crearía la zona de libre comercio más grande a nivel mundial. El profesor explica que “se supone” que el TPP debería haber comenzado en 2016 pero por diversos motivos no se ha llegado a completar.

También está en negociaciones el TTIP entre la UE y EU, un acuerdo sobre el que Trump se ha mostrado radicalmente en contra y que ha llegado a calificar de “auténtica locura”. Se trata de un acuerdo que se ha negociado en secreto entre representantes de la UE y EU, lo que ha generado recelos y desconfianza entre la ciudadanía en ambos lados del Atlántico.

Grupos ciudadanos en varios países de la UE y en EU han manifestado su descontento con el desarrollo del libre comercio internacional, al que acusan de dañar a las empresas locales, dado que fabrican a costos más elevados que los de otras naciones subdesarrolladas.

Esta idea está llevando a un auge del proteccionismo en los países desarrollados, reflejada en la elección de Trump como presidente de los EU y el avance de partidos nacionalistas en Europa como el Frente Nacional en Francia o el UKIP en Reino Unido, un país que votó por abandonar su libre acceso a un mercado de 400 millones de personas.

2. ¿Reino Unido dentro o fuera de la Unión Europea?

¿Veremos un reacomodo del Reino Unido dentro de la Unión Europea o abandonará el club de los Veintiocho? Es una pregunta a la que todavía no se puede responder, por lo que generará mucha incertidumbre a corto y mediano plazo.

A corto plazo veremos inestabilidad según los dirigentes británicos hagan declaraciones y tomen medidas que orienten al país hacia un Bréxit duro, es decir, como una salida total de la Unión Europea.

Los mercados no quieren a un Reino Unido fuera del Mercado Único, por lo que si el país gira hacia un Bréxit blando, en el que obtenga un estatus parecido al de Noruega o Suiza, habrá mayor estabilidad en las finanzas internacionales.

A mediano plazo están los efectos que pueda producir el Bréxit en otros países, ya que puede alimentar movimientos que pongan en duda la continuidad del proyecto común europeo.

“Con la salida del Reino Unido, el proyecto europeo quedaría cuestionado”, indica Ruíz Porras, un evento que en su opinión se junta a la crisis que han experimentado países periféricos como Italia y Grecia y el crecimiento de partidos anti-UE como el Frente Nacional en Francia, que hasta ahora ha cosechado buenos resultados en las encuestas para las elecciones presidenciales en Francia que tendrán lugar en abril de 2017.

Comenta