Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Vía Multimedia | 18 January, 2018

Scroll to top

Top

Ángel Sanguino ganó el III Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología

3 diciembre, 2014
 
Ángel Sanguino ganó el III Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología

| On 03, Dic 2014

Ángel Sanguino tiene una genial historia que contar. Conoce este emprendimiento 100% venezolano que se ve prometedor

Ángel Sanguino ganó la mención autodidacta en el Premio Nacional a la Inventiva Tecnológica Popular “Luis Zambrano” 2014 con el prototipo de brazo robótico desarticulado de hombro.

Este brazo robot detecta las señales mioeléctricas del cuerpo humano y las transforma en órdenes electrónicas con la que se pueden controlar diferentes dispositivos electrónicos.

aspx

Sanguino dijo que este dispositivo se hizo con mucho esfuerzo en un pequeño taller de computación y equipos movibles en Caracas, cuenta con una mano protésica traída del exterior, pero la muñeca, el codo y el hombro fue desarrollado por él y David Arispe con la colaboración de sus hermanos y familia.

Otros prototipos participantes en el III Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología son Sistema de Potencia Ininterrumpido Inteligente para Incubador de Neonatos, equipo biosaludable, equipo de supervisión remota de sistemas de refrigeración en tiempo real, diseño de medios de transporte para materiales y equipos médico-quirúrgicos.

Sanguino se dio a conocer al contar su historia de vida en Últimas Noticias, donde cuenta cómo sobrevivió a un accidente de moto ocurrido el 20 de mayo del 2012, superó la perdida de su brazo izquierdo y elaboró una prótesis electrónica de trabajo.

Un poco de historia

El 20 de mayo del 2012 la vida de Ángel Rafael Sanguino, de 32 años, cambió para siempre. Ese día tuvo un accidente con su moto Hyosung 250 cc en la autopista Francisco Fajardo, a la altura de San Martín en sentido oeste, que lo dejó con piernas fracturadas, órganos internos dañados y sin su brazo izquierdo.

b545d96b-7009-4ecd-ae14-c41e65144721

Mientras estaba en terapia intensiva, se enteró que iba a ser padre, “regresé de la muerte porque tenía una misión que cumplir, ver nacer a mi hijo y luchar por mi salud”.

Después de pasar un año en silla de ruedas, Ángel Rafael no se quedó en dolor por lo vivido. A los tres meses del accidente diseñó un brazo robótico para retomar su trabajo de reparación de celulares.

Con su experiencia como dibujante comenzó a preparar bocetos de la prótesis electrónica de trabajo para personas con desarticulación del humero y logró construirla con apoyo de su tío Brunel Rodríguez, quien es ortoprotecista.

Esta prótesis tiene una prensa que funciona de manera electrónica como una mano que lo ayuda a sujetar objetos, también lupa para amplificar la imagen del celular o cualquier artículo que esté reparando. La idea es depender lo menos posible de ayuda externa.

“El nuevo brazo se fabricaría con materiales nacionales, no le envidiaría nada a prótesis electrónicas extranjeras. Con este proyecto tecnológico se ahorraría dinero al estado y al usuario”, dijo Sanguino.

Con información de Últimas Noticias

Comenta