Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Vía Multimedia | 21 October, 2018

Scroll to top

Top

Conoce la fórmula que dio el éxito a Holanda en penales

6 julio, 2014
 
Conoce la fórmula que dio el éxito a Holanda en penales

| On 06, Jul 2014

¿Un algoritmo más un equipo de estadistas fue la clave del triunfo de Holanda? Acá te contamos

En el pasado juego contra Costa Rica, Holanda demostró que una de las máximas del fútbol no es totalmente cierta.

La frase “Los penales son una lotería” fue probado y certificado como no ser del todo cierto gracias al técnico Van Gaal y su staff al cambiar a último  momento al portero Cillisen por Tim Krul.

Este cambio obedece a que estadísticamente Krul tiene la mayor cantidad de penales detenidos en la liga inglesa, donde actualmente juega. Unido a eso tenía otra carta bajo la manga: un matemático español.

Natxo Palacios-Huerta, profesor de London School of Economics, y exfutbolista, colaboró con Holanda en el pasado Mundial y lo tenía todo preparado.

El caso fue que la pasada oportunidad, en la final España-Holanda, Iniesta logró anotar antes de llegar a la tanda de penalties.

En uno de los capítulos de un programa llamado “Informe Robinson” hay uno muy especial que se titula “El penalti de Nash” y explican cómo el matemático español aplicó la famosa teoría de juegos del científico estadounidense que le valió un premio Nobel e inspiró la película “Una mente brillante” en el deporte rey.

Acá el capítulo del programa. Vale la pena verlo:

La teoría anuncia las interacciones entre unos incentivos (juegos) y cómo la desición de cada individuo afecta a la decisión mayoritaria (el equipo). Con ello, se determinan las estrategias más factibles en ciertas situaciones y preveer el comportamiento de los individuos protagonistas.

“Todos los equipos de la NBA tienen de dos a cuatro personas dedicadas sólo a esto. Y en el fútbol, que es el deporte más dinámico de todos, acabará llegando. y dentro del deporte, los penaltis son el ejemplo ideal para aplicara la teoría de Nash, explicó Palacios-Huerta en el programa.

En el blog de Luis Garicano, un compañero de Natxo Palacios-Huerta, narra cómo llegó la aplicación de Nash al fútbol:

Palacios-Huerta publicó en 2003 el artículo que comenzó todo el proceso: “Natxo recogió en video 1400 penaltis de la liga española, italiana e inglesa”. Su resultado es que las dos predicciones de la teoría funcionan bien estadísticamente:

1.-  Los profesionales tiran aleatoriamente, de forma que es imposible predecir el futuro usando la secuencia pasada de penaltis

2.- Los delanteros zurdos tienden a tirar a su lado ‘natural’, la izquierda del portero y los diestros a la derecha del portero. Los porteros tienen a tirarse al lado natural del delantero, y las probabilidades con las que actúan son tales que las dos estrategias  sean paralelamente exitosas.

En otras palabras: un 80% de los penalties es gol y un 20% no.

De ese 80%, un 60 % de las veces los jugadores eligen su lado natural, y los porteros casi siempre hacen lo mismo para detenerlos.

Actualmente Natxo Palacios-huerta logró la fórmula para romper ese equilibrio y resultar determinante en situaciones de máxima tensión.

La primera vez en que se probó este algoritmo fue en una final de la Liga de Campeones entre el Manchester United y el Chelsea FC en 2008.

El informe de Natxo mostraba que Van der Saar -portero del Manchester United-se tira demasiado al lado natural del lanzador, que paraba más penalties a media altura que los altos o bajos.

También narra que algunos jugadores eran predecibles. Por ejemplo, Cristiano Ronaldo disparaba a la derecha el 85% de las veces. El ejercicio funcionó bastante bien: Cristiano hizo La Paradinha y tiró a la derecha, siendo detenido por el portero del Chelsea, Petr Čech. Pero el jugador Anelka tiró fuera de la estadística, cometiendo un error y el United terminó ganando La Champions. Anunció Garicano.

En esta teoría se escapan algunas variables. Por ejemplo, en el caso de arriba, Anelka no era el pateador que hubiesen escogido estadísticamente, eran preferibles Essien y Carvalho pero ellos no dieron el paso.

Luego hubo una segunda oportunidad para probar los penalties, esta vez en el juego España-Holanda del 2010. “Tenía conmigo los lanzamientos de todos los españoles. Los sabíamos todos…”, recuerda Michel Vorm, portero suplente de Holanda en el Mundial de Sudáfrica y en el actual de Brasil “…pero Iniesta lo frustró todo con el gol que dio a España el título”.

La base de datos de Natxo Palacios-Huerta asciende ya a más de 14.000 penaltis y empieza a recoger pautas de nuevas estrellas como Neymar y el portero belga Courtois.

Con información de La Voz de Galicia

Comenta